3/09/2021

3/04/2021



Historia de la Parroquia - Entrega Nº47
Diciembre 2014. Hoja C.A. 273




 ORACIÓN   Y  COMPROMISO  EN  ADVIENTO


        Querida Comunidad Parroquial, en estos días de Adviento y Navidad escucharemos en la Liturgia muchas veces las palabras: vigilad, orad, despiertos, esperanza, fe amor… Es precisamente  la invitación que nos hace Jesús a  que le recibamos con un corazón preparado el día de su nacimiento. 

        Esta preparación requiere, también un compromiso con los más necesitados, con los que sufren, con los pobres del Señor. Debe ser una entrega generosa desde el corazón. Aportando lo que esté a nuestro alcance, desde un abrazo,  un detalle, una ofrenda, una sonrisa. En fin, lo más importante es poner nuestros talentos al servicio del Reino.

             En el tiempo litúrgico de Adviento se nos pide que vivamos siempre vigilantes, dispuestos y comprometidos, para cuando el Señor llegue nos encuentre bien preparados para poder recibirle con dignidad cristiana. Es precisamente San Marcos quien abre el año litúrgico, ciclo B: “Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!” Mc 13,36-37.

          Esta venida de Cristo, anunciada por los Profetas, es una venida de misericordia, enriquece a los demás, haciéndose pobre él mismo. Es también una venida de justicia, en que aparecerá rodeado de gloria y majestad al fin del mundo, como Juez y supremo Remunerador de los  hombres.

        En este tiempo de oración y compromiso, alegría y esperanza familiar, encendemos, semana tras semana, los cuatro cirios de la corona de Adviento, como preparación para recibir al Señor Jesús en la Navidad.

       Con todo nuestro cariño deseamos que la estrella de la Navidad ilumine nuestras vidas, traiga a nuestros corazones amor y esperanza y dibuje en nuestros rostros, la alegría del amor.

 ¡Feliz Navidad!                                                                                    Los Sacerdotes



                                    



                 La nueva campaña institucional de Cáritas “AMA Y VIVE LA JUSTICIA” es una invitación a construir una fraternidad comprometida, que tiene su raíz en nuestra condición común de ser personas de una sola familia humana, con la misma dignidad y derechos, todos, hijos e hijas de Dios.

          Llamados a “desear, buscar y cuidar el bien de los demás” (Evangelii Gaudium, 178. Papa Francisco), en este primer año de campaña queremos preguntarnos con valentía: ¿Qué haces con tu hermano? ¿Qué hacemos con nuestros hermanos y hermanas? No es un juicio, es una llamada urgente que nos interpela y no rescata de ser cómplices en la indolencia; es una llamada a vivir volcados en la realidad que vivimos, en la de las personas que verán recortados sus derechos cada día y que busca conmovernos y movernos ante las injusticias cotidianas de un estilo de vida cómodo y superficial.

          Como continuidad a las ediciones anteriores, el objetivo de esta campaña es sensibilizar en los valores de Cáritas a través de los materiales que realizamos y dinamizar los proyectos y ámbitos de nuestra acción a nivel confederal.

           Con la Campaña “Ama y vive la justicia”, emprendemos un camino hacia las fuentes, a las raíces de nuestra esencia e identidad, para recordarlas, actuar en consecuencia, ser presencia activa y un referente en valores en la sociedad, especialmente en este tiempo en el que las personas parecen haber perdido valor.

          La dignidad de las personas y sus derechos, el trabajo por la justicia y el papel fundamental y trascendente de la comunidad cristiana en la transformación real de los diferentes ámbitos sociales, tanto en su dimensión nacional como internacional, son los ejes principales de esta campaña que desde el anuncio de la esperanza también quiere denunciar todas las situaciones de injusticia que viven las personas más vulnerables de nuestro entorno.

         Es imposible no sentir, no escuchar, no querer ver. Ante la pregunta directa, ¿qué haces tú con tu hermano?, la respuesta de Caín, “¿soy acaso guardián de mi hermano”(Gén 4), se convierte hoy en una pregunta-respuesta homicida que tiene que interpelarnos porque nos hace cómplices.

           Nuestra dignidad humana no nos permite ocuparnos sólo de lo nuestro, ni dejarnos indiferentes ante el derroche de los poderosos y el hambre de los pobres.

    Ha llegado el momento de conmovernos y movernos, de salir de nuestra tierra, nuestra casa, a otra tierra de paz y prosperidad y a otra casa que sea hogar de comunión, pero para llegar allí antes deberemos cargar los unos con los otros, acompañarnos y acogernos y estar dispuestos a transitar caminos y lenguajes nuevos de justicia, austeridad, de trabajo y bienestar para todos, más allá de nuestros intereses personales e individuales.

          Soy guardián de mi hermano,  soy guardián de sus derechos, de los nuestros, de los que nos hacen persona. Sin los derechos humanos no podemos abrir la puerta de un orden civil acorde a la dignidad humana. Todos, somos guardianes de la verdad, de la libertad, de la justicia, del amor.

¡AVISO IMPORTANTE!

Con el fin de evitar extorsiones, este año no se realizará la recogida de alimentos por las casas de la Parroquia. En su lugar  tendremos la

 “SEMANA SOLIDARIA”

en la cual se podrán traer alimentos en todas la Misas del domingo día 14 y  durante la siguiente semana, en portería.


DE  VUELTA  A  CASA





         Me llamo Alfonso Aguado Aguarón. Nací en Zaragoza, Estudié en Corazonistas y en la Universidad de la ciudad. A los veintiún años ingresé en el Noviciado de la Legión de Cristo en Salamanca, siguiendo la vocación sacerdotal. Desde entonces, salí de mi ciudad, donde he regresado esporádicamente para visitar a mi familia.

         He estado en Méjico, pero sobre todo he estado en Italia: Piamonte y Roma. Tengo la licencia en Teología. Fui ordenado Sacerdote justamente en la Basílica de Santa María Mayor en esta ciudad. Me he dedicado sobre todo  a la formación de novicios como enseñante  y también he dado clases en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas del Ateneo "Regina Apostolorum".

        En este momento, de acuerdo con mis superiores, es oportuno tener una nueva experiencia apostólica y poder también dar a mi Diócesis de origen algo de lo mucho que he recibido. He sido acogido con gran amabilidad y cariño por parte del Arzobispo emérito D. Manuel Ureña, al cual va mi agradecimiento por el interés que ha mostrado. 

                 Estoy muy contento de haber sido destinado a esta Parroquia, donde  he sido muy bien recibido por el Párroco y por los demás Sacerdotes que forman parte del equipo, así como por la comunidad parroquial. Ciertamente, es difícil conocer a todos por nombre y apellidos, pero trataré de esforzarme. Os pido comprensión si os vuelvo a preguntar cómo os llamáis.

                 Aunque parezca increíble por ser natural de aquí, pero tengo que acostumbrarme nuevamente a mi ciudad: al carácter de las personas de aquí, a las calles, a los horarios, a las costumbres, al modo de ser. Por el carácter de mi congregación, he procurado adaptarme y amar a las personas en todos los lugares donde he sido destinado. Tengo  un gran cariño por Italia. Ahora me volveré a adaptar a mi ciudad. Me dedicaré a las almas de mis coterráneos, para poder hacer que Cristo sea conocido y amado y para facilitar la transmisión de la gracia con la que nos ha salvado.


RASTRILLO SOLIDARIO DE MANOS UNIDAS

DICIEMBRE, EN LOS LOCALES PARROQUIALES, ENTRADA POR LA RAMPA.

¡PARTICIPA!




 

OTRAS CELEBRACIONES

Domingo 7: VIGILIA DE LA INMACULADA,  en la Santa Capilla de Nuestra Señora del Pilar

 Sábado 13: Encuentro formativo de los Consejos Parroquiales del Arciprestazgo. En el Centro Parroquial

DOMINGO 14: Cine  para todos los públicos “LA NATIVIDAD”.

Miércoles 17. Celebración de la Navidad, de la Escuela de Familia “Virgen de Miraflores”.

Sábado 20.  Festival de Navidad, del Grupo Scout, en el Salón de Actos.

Lunes 22. Celebración Navideña, con todos los niños de Catequesis.

Días 24, 25 , 28  y 31. de Diciembre: Celebración de Nochebuena, Solemnidad  de la Natividad del Señor. Fiesta de la Sagrada Familia, con la Escuela de Familias y Celebración de las Bodas de Plata y Oro Matrimoniales.

 

















 

 




 

 

  



Síguenos @sagradocorazonzaragoza