Ocho años de Cielo

         Con  la imposición de la Ceniza, el pasado día 1 de marzo de 2017, comenzamos el Camino Cuaresmal, que nos preparará y conducirá a la gran Vigilia Pascual, en la que celebraremos el momento culminante  con  “la Resurrección del Señor”.

      Este año en  nuestra Parroquia vivimos un acontecimiento especial que  ha sido  para nosotros como un OASIS en el desierto  Cuaresmal.
    
      Del  9 al 12  de marzo han tenido lugar  unas jornadas preparadas,  para hacer revivir nuestros sentimientos de gratitud,  hacia  las personas que nos precedieron y que tanto trabajaron, para  alcanzar los logros que se iban proponiendo. Algunos siguen con nosotros y otros,  ya disfrutan de la presencia del Padre y se alegrarán como Iglesia Triunfante,  con estas celebraciones.

         El jueves día 9 de marzo de 2017, comenzó la celebración del XXV Aniversario de la Consagración del Templo,  con la Eucaristía solemne, presidida  por el  Señor Obispo de Calahorra y  La  Calzada-Logroño, Monseñor D. Carlos Escribano Subías, que durante ocho años fue Párroco del Sagrado Corazón. Tenemos la alegría y el honor de contar con su compañía  y  le agradecemos su dedicación durante el tiempo  que estuvo aquí;  y ahora,    su presencia entre  nosotros para conmemorar este aniversario tan significativo.

           Tanto la Misa como la homilía, trajeron a nuestra memoria los tiempos en  que estuvo con   nosotros aquí y que cada uno sabemos de qué manera  fue influyendo en nuestras vidas. Su forma de ser y actuar nos cambió para mejorar. 

          Finalizada la Eucaristía, tuvimos una Charla-Coloquio, en la que nos contó sus vivencias, experiencias,  testimonios y muchos recuerdos de sus “ocho años de cielo” que  (haciendo suya la frase que en su día dijo  el P. Daniel Sánchez S. J.), disfrutó y nos hizo disfrutar también a nosotros.  Nos recordó muchos momentos en los que había vivido con tantas personas y que en este día celebraban juntos haber hecho posible todo lo ocurrido durante estos  25 años. Al final trató de  saludar  con el cariño que le caracteriza,  a todos los que se acercaron.  Una celebración entrañable, para recordar y guardar en nuestro corazón.

0 comentarios:

Calendario