Nueva campaña de Manos Unidas

Manos Unidas nos propuso, en su campaña del año pasado, “sembrar “buenas semillas que hagan crecer una vida más justa y fraterna y ayuden a seguir plantándole cara al hambre.
A pesar del esfuerzo de todos, casi 800 millones de seres humanos siguen pasando hambre y no es por falta de alimentos, pues sabemos que se producen suficientes para alimentar a más personas de las que hoy habitan el planeta, pero el hambre sigue matando cada año a más seres que el sida, la malaria y la tuberculosis juntas.

¿Qué causa el hambre y esta situación injusta?
Un sistema de producción que privilegia el beneficio económico sobre el derecho a comer de las personas, sin pensar en la sostenibilidad de las producciones y a eso podemos añadir un gran desperdicio de alimento.
Como nos dice el Papa Francisco” Hoy creyentes y no creyentes estamos de acuerdo en que la tierra es una herencia común, cuyos frutos deben beneficiar a todos”. Esto debe crear el compromiso de que las cosechas prioricen el consumo humano y no la especulación, pues un incremento en el precio de los cereales, por ejemplo, marca la diferencia entre la vida y la muerte
La producción de alimentos a gran escala, la agroindustria, afecta sobre todo a campesinos pobres que cultivan pequeñas parcelas de tierra y no pueden competir con el mercado global que acapara tierras, aumenta la deforestación , ayuda a la perdida de la biodiversidad que junto a los gases de efecto invernadero, aceleran el cambio climático.
Manos Unidas quiere apoyar un modelo productivo donde el protagonismo sea de las familias campesinas en busca de su seguridad alimentaria.
Todo lo anterior, debe llevarnos a un compromiso personal de aprovechamiento riguroso de los alimentos evitando su desperdicio.
Cada año se tira o desperdicia un tercio, 1.300 millones de toneladas, de lo que se produce. En España cada uno de nosotros arroja a la basura 60Kg.de alimentos. Así  mientras unos no tienen para comer, otros tiramos la comida.
Esto nos demuestra que:
El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida
Será nuestro lema para la campaña del año 2017
Hagamos un examen personal de nuestra manera de vivir donde, el usar y tirar y el comprar como meta de vida, ayuda a que muchos de nuestros hermanos pasen hambre  y degrademos un mundo que tenemos la obligación de dejar en buenas condiciones a nuestros hijos y nietos.

Manos Unidas agradece a todos su colaboración ya que sin ella sería imposible llevar a cabo los numerosos proyectos que mejoran la vida de millones de personas.

MUCHAS GRACIAS

0 comentarios:

Calendario