12/22/2016

NAVIDAD


La palabra Navidad, quiere decir nacimiento y concretamente para los cristianos el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.

Nos hemos preparado durante el tiempo de Adviento, con celebraciones que nos han ayudado a crear sobre todo, un cálido ambiente en nuestro corazón. A través de ellas hemos reflexionado. También, hemos tenido oportunidad de participar en la celebración comunitaria del Sacramento de la Penitencia acercándonos a recibir la gracia que dicho sacramento, visto desde la dimensión del AMOR MISERICORDIOSO,  nos conduce a un cambio verdadero en nuestra vida. Hemos asistido a la Eucaristía y rezado Laudes o Vísperas juntos, estando unidos en la oración y en el servicio, cada uno desde el servicio que libremente ha elegido.  

Próximas las fechas de la Navidad, se han  adornado todas las dependencias de nuestra Parroquia. Templo - Capilla - Sacristía - Recibidor y Locales Parroquiales, con Belenes y Adornos Navideños. Todo contribuye a crear un buen ambiente comunitario, tan necesario en la VIDA PARROQUIAL. 

Todas las grandes celebraciones requieren los toques finales. En nuestro caso evaluamos si está TODO bien dispuesto y para eso me sirvo de este poema, que nos habla de la existencia de dos navidades, la de "Verdad" y la de "Oropel", poniendo de relieve que la misma historia de María y José, se sigue actualizando en nuestros días,- un tiempo de crisis- en la figura de otros "Sintecho", igual de necesitados  y tan desamparados como ellos. ¿Nos ayuda en nuestra reflexión?
Espero que sí, porque es la vida misma.

Lo dice la Historia:
Érase una vez
una tal María
y un tal San José
que andaban buscando
al atardecer
un refugio para
tener su bebé.
En ninguna casa,
en ningún hotel
de aquel pueblecito
llamado Belén
se abrió puerta alguna
para que aquel ser,
que estaba empujando
queriendo nacer,
tuviera un refugio
con techo y pared.
Hoy, aquella historia,
regresa otra vez
en un descampado
muy cerca del tren
María Sintecho
da a luz un bebé
en cuna diseño
de yerba y papel.
En el horizonte,
al fondo, se ven
luces que relucen
desde El Corte Inglés.
Hay dos navidades
—el haz y el envés—,
una es de abundancia,
la otra es de escasez,
una es de verdad,
la otra de oropel.
Y, así, año tras año
vuelve a suceder
esta misma Historia:
Érase una vez...



         
                   Autores: Juan Colino Toledo y José J. Alfaro Calvo




   










12/12/2016



Adviento

Adviento significa tiempo de espera y preparación  para la

venida de Jesús y dura cuatro semanas.

Un signo que nos ayuda a reflexionar es la Corona que situamos en el presbiterio, y que está formada con ramas verdes y su color es signo de esperanza. Su forma redonda, significa la eternidad. Cuatro velas, que se irán encendiendo a lo largo de los cuatro domingos.

Vamos a pensar que en la vela del primer domingo de Adviento ponemos AMOR. ¿Qué significa para nosotros esta palabra? Escuchemos al Señor en silencio y seguro que ÉL nos dirá lo que es  "AMOR".

Seguimos avanzando por el camino de la conversión hacia la Navidad y encendemos la segunda vela. Para esta semana hemos elegido ESPERANZA, siendo Jesús su principal fundamento. Por eso decimos con alegría: "Ven Señor Jesús, Ven que te esperamos".

Llegamos al tercer domingo, ya estamos cerca de la Navidad, nos sentimos contentos en nuestra espera. Por eso elegimos la palabra ALEGRÍA.  Pero debe ser una alegría  que venga De Jesús y que junto a una conversión total y continuada, haga que cada día en nuestra vida sea, NAVIDAD.

Ya estamos en el cuarto domingo, la cuarta y última vela, la encendemos con nuestros mejores deseos de PAZ.  Paz en nuestra vida, en nuestros pueblos y ciudades y para el mundo entero.

Que en nuestros días se siga cumpliendo el canto de los ángeles de hace más de 2.000 años.

"GLORIA A DIOS EN EL CIELO Y EN LA TIERRA PAZ A LOS HOMBRES QUE AMA EL SEÑOR"

     " FELIZ NAVIDAD "




12/10/2016

Cada mes en la capilla de la parroquia, se reúnen un grupo de familias a orar, meditar y estar en la presencia del Señor.

Es una oportunidad para encontrarnos y reunirnos como comunidad, como familias cristianas que dejan este hermoso regalo de la fe y la creencia en Dios a los hijos.

Hoy se vincularon algunas familias nuevas, así que si deseas venir y participar te invitamos a que te acerques y ores con nosotros. 








12/09/2016

12/07/2016

"No estáis solos... no perdáis la esperanza"

Los chicos de primera comunión se adhieren a las palabras del Papa francisco, enviándoles un saludo a los niños Sirios, lo hacen por medio de una pequeña carta que ellos mismos han escrito, 
Este es un pequeño gesto que esta motivado por Radio María y que con cariño estos niños quieren participar. 

Lo hacen también por medio de este vídeo en el que les dan un saludo de esperanza a los niños de Siria. 





12/03/2016

Te compartimos el vídeo de la Excursion parroquial.

Te esperamos en la siguiente excursión. Anímate. 




VIAJE PARROQUIAL A TORO Y ZAMORA, 16-17 OCTUBRE 2016, EXPOSICIÓN “LAS EDADES DEL HOMBRE”

Un grupo de personas de la Parroquia, con nuestro querido párroco D. Miguel Ángel Estella al frente, hemos visitado la exposición AQUA de las Edades del Hombre, en Toro (Zamora).
Con ilusión estupenda “andando se hace camino” salimos de buena mañana hacia Toro.  Después de encomendarnos a nuestra madre la Virgen, los kilómetros se hicieron más llevaderos con chistes, canciones, jotas, etc.
Por fin, la anhelada Toro, con parada en el Museo del Queso Chillón, donde nos contaron la historia de la elaboración artesanal de los quesos de dicha marca, fundada por los abuelos de los actuales propietarios (realmente entrañable el homenaje que rinde este museo a su memoria) y seguidamente, degustación de las distintas variedades de quesos, todos de leche de oveja, acompañados de buen vino de Toro.

A continuación, en el restaurante de una bodega tuvimos la comida con platos típicos castellanos contundentes.  Más tarde, tras un corto paseo por Toro, nos dirigimos a celebrar la misa del domingo y después visitar la exposición.
Nos esperaban en la Iglesia de San Julián, donde tuvimos la Eucaristía, que finalizó con el canto a la Virgen del Pilar, que ha presidido toda esta peregrinación.
Sobre las 19 horas entrábamos a la exposición AQUA, en la Colegiata de Santa María la Mayor de Toro.  Nos dividimos en 2 grupos, con nuestras respectivas y estupendas guías.
La exposición estaba dividida en dos sedes: Santa María la Mayor (de espléndido románico) y la Iglesia del Santo Sepulcro (de estilo mudéjar).
La distribución de esta impresionante exposición, dedicada al AGUA como elemento fundamental para la vida humana, tanto física como espiritualmente en la Iglesia, era la siguiente, por temas: En la Colegiata, Agua de Vida (imprescindible para la vida, Jarra de Agua de Cristal de la Real Fábrica de la Granja); Preparando Caminos (Noé, Moisés, Paso del Mar Rojo); Los Cielos se abrieron (San Juan Bautista, Bautismo de Jesús); Cristo Fuente de Agua Viva (Bodas de Caná, la Samaritana, Lavatorio de Pies).

En la Iglesia del Santo Sepulcro, El Bautismo que nos salva (Bautismos de varios Santos, Pilas Bautismales, Conchas); Renacidos por el Agua y el Espíritu, por la Sangre y el Agua salidas del costado de Cristo, encontramos la Salvación (Cristo Resucitado, San Atilano).
El nivel artístico de todas las obras expuestas, es impresionante y excepcional.  En total hay expuestas 137 obras.  Se han mencionado únicamente algunas de ellas como meros ejemplos orientativos, y para significar lo perfectamente imbricadas que estaban con los temas de la exposición.
… Y con el espíritu y los sentidos llenos de tanta belleza y arte, emprendemos rumbo a Zamora “que no se tomó en una hora”.
Al día siguiente, bien descansados, comenzamos el día con la Santa Misa en la Catedral de Zamora, y a continuación, visita guiada a Zamora, ciudad de gran importancia histórica: sólo hacía falta echar un vistazo a su gran patrimonio monumental, con su castillo medieval con muralla y foso, Puerta de la Traición, Catedral románica, la más pequeña de Castilla-León, con su cimborrio espléndido y singular, de influencia francesa, su coro de madera extraordinariamente labrada, y sus rejas interiores con gran orfebrería.  Con su Cristo de las Injurias, de gran devoción en el pueblo de Zamora y que, orgulloso, lo saca en su famosa Semana Santa.
Paseando finalmente por el centro de Zamora, pudimos apreciar alguna de las preciosas 23 Iglesias Románicas que pueblan el casco urbano, y una buena colección de edificios Art Decó, fruto de la prosperidad comercial de la ciudad en el siglo XIX.
Ya de regreso felizmente a Zaragoza, dando gracias a la Virgen del Pilar, en un ambiente relajado, ameno y jovial, fue el punto final a esta peregrinación a AQUA, la cual recomendamos, y animamos a visitarla.

Amparo Sebastiá

Síguenos @sagradocorazonzaragoza